Richie Acevedo Jr. combina su trabajo de bombero con fotografía

Por Jesika Millano
Para AL DÍA TODAY

PALM BAY— Cuando finaliza su turno de 24 horas en la estación de bomberos, Richie Aceve-do junto a su esposa Iris, aprovecha el tiempo para fotografiar a una pareja de futuros esposos o a una de las tantas familias que acude a su estudio: Ace-vedo Photography.

Acevedo es bombero y paramédico de profesión. Sus inicios en la fotografía surgieron como ayudante de luces de su esposa, quien es fotógrafa profesional.

Años después de ser ayudante de luces de su esposa Iris, se ha combertido en un gran fotógrafo, usando como ventaja sus contactos en la comunidad y el apoyo que recibe.

“Ella me preguntaba si la fotografía me gustaba porque yo me mostraba interesado en aprender. Hasta que un día decidí comprarme una cámara y resultó mejor que la que tenía mi esposa”, comentó entre risas.

Desde el 2011, esta pareja desde su estudio Acevedo Photography, se dedican a la fotografía de bodas y familias.

“Es nuestra especialidad trabajar con las familias porque para nosotros representa un valor importante en nuestras vidas“, comenta.

Ambos se conocieron en la escuela secundaria donde inició su relación.

“A los 22 años de edad, decidimos contraer matrimonio. Desde que la conocí supe que quería estar con ella, fue algo especial”, recordó Acevedo.

A los 19 años, Acevedo ya había ingresado en la escuela de bomberos motivado por su padre, un paramédico y su tío, un bombero.

“Yo quería hacer algo para ayudar a la gente. Siempre tenía las ganas de correr tras una emergencia y poder salvar todas las vidas que pudiera y eso es lo que más me sa-tisface de esta profesión”, dijo.

Sin embargo, agrega que lo más difícil es cuan-do por infortunios de la vida, debe presenciar la muerte.

“Ser testigo de una destrucción fuera de control, es algo que marca tu vida. Me pasó cuando tenía tres años laborando como bombero; hubo un incendio y había una persona rescatada en muy mal estado que necesitaba los primeros auxilios. Esa escena me impresionó porque sentí la necesidad de ayudarlo pero dentro de la vivienda en llamas había más personas que debían ser rescatadas. El chico murió y yo ese día decidí que quería ser paramédico”, contó.

Actualmente Richie es jefe en la estación de bomberos de Palm Bay, ciudad a la que llegó hace 12 años procedente de New York.

“Homenajes para los bomberos hay muchos, pero creo que el verdadero reconocimiento es nuestro total respeto y ayuda”, sostuvo Acevedo.

En el quehacer diario de Acevedo, también la fotografía ocupa un lugar importante.

“Ver una sonrisa en la cara de nuestros clien-tes cuando miran sus fotografías por primera vez nos satisface mucho”, comenta.

Iris Acevedo, esposa de Acevedo, aunque fue a la universidad y tomó clases de fotografía, des-cribe que en el oficio se ha dedicado desde que tenía 14 años de edad.

“Yo era el fotógrafo de la familia para todos los eventos especiales y aunque todavía sigo captando nuestros mejores momentos, nos hemos expandido con nuestro propio negocio”, precisó Iris.

Ella coincide en que cada sesión de fotos es única.

“Richie y yo somos un equipo porque nos apasiona lo que hacemos. Fotografiamos a familias, niños, maternidad, ocasiones especiales y bodas”, dijo.

Más información acer-ca de Acevedo Photography se puede encontrar a través de su página web: www.acevedophotos.com, donde esta pareja exhibe su portafolio e información sobre sus servicios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*